Estás aquí: Portada > Noticias


“Ya es tiempo de caminar”

Grabar en formato PDF

En los días de preparación a la venida del Espíritu Santo, un grupito de chicas, muchas de ellas del pasado encuentro de Semana Santa, estuvieron con Sor Carmen Señor en nuestra comunidad del Noviciado un fin de semana, al que denominamos “Retiro de Pentecostés”.
Disfrutamos mucho de este encuentro, donde los días parecían pasar rápidamente, entre momentos de oración, de compartir y de profundizar en tan bello misterio, de la mano de María.

El sábado 23 de Mayo, la Diócesis de Madrid en el marco del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús organizaba una peregrinación a Ávila bajo el lema: "¡Ya es tiempo de caminar!". Para sorpresa nuestra, ¡todas nosotras estábamos apuntadas para este viaje! Madre Blanca y Sor Carmen Señor pensaron que esta sería la mejor manera de prepararnos para la venida del Espíritu Santo ¡y no se equivocaban! Cuántos momentos de gracia vivimos y cuánta ayuda a nuestra experiencia de fe.
En este día de peregrinación nos empapamos del espíritu enamorado y fuerte de Santa Teresa, quien se dejó invadir profundamente del Espíritu Santo, hasta lo más profundo del castillo interior.

Tras el viaje en tren, llegamos a Ávila a las 10:15 horas, justo a tiempo para acudir al momento de oración que tenía lugar minutos después en el Monasterio de la Encarnación, presidido por el Sr. Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro. A lo largo del día se fueron sucediendo otras convocatorias: la Misa Jubilar a las 12:00 horas en el Convento de Santa Teresa, o el rosario meditado en el convento de San José.

No puedo dejar pasar dos pequeños regalos que inesperadamente recibimos en este día: al finalizar la Misa Jubilar y al encontrarnos sentadas en la habitación donde nació Santa Teresa (por no haber sitio en la Iglesia), Mons. Carlos Osoro, junto con los Obispos Auxiliares, Mons. Fidel Herráez y Mons. Juan Antonio Martínez, fueron a esta habitación para rezar a la Santa y así, de forma tan sorprendente, nos encontramos junto a ellos pidiendo la intercesión de Santa Teresa. Antes de salir de la habitación-oratorio, Mons. Carlos Osoro nos dio la bendición a cada una de nosotras y nos dirigió unas palabras de ánimo. ¿Podemos hablar de pura casualidad o de vez en cuando Dios nos sorprende con pequeños gestos que sólo un corazón sencillo y abierto a la novedad puede acoger y descubrir?

Otro pequeño regalo fue la bendición y el compartir que tuvimos con Mons. Fidel Herráez, quien con suma humildad y sencillez nos invitaba a seguir el camino de seguimiento de Jesús con alegría y tesón.

Tras pasar el día en Ávila, regresamos a casa a las 9:00 de la noche, dispuestas a preparar una vigilia de oración donde poder reposar todo lo vivido y pedir al Señor la venida del Espíritu a nuestros corazones: ¡Ven Espíritu Santo, abrasa nuestros corazones como abrasaste el corazón de Santa Teresa, de nuestra Santa Madre, María Josefa del Corazón de Jesús, que no pudieron ya más que vivir por y para ti!

Con la comunidad celebramos la misa solemne del domingo de Pentecostés y a lo largo de todo el día y tras compartir una comida donde se palpaba el entusiasmo, la alegría y la juventud propia del encuentro con Jesús, las chicas se fueron despidiendo para regresar a sus casas. Todas ellas coincidían en haber pasado unos días llenos de emociones donde de una forma u otra sentían la voz de Jesús en su corazón. Que el Señor nos ilumine en el camino y que tengamos un corazón siempre abierto a la novedad.

Esmeralda Domínguez. Sierva de Jesús

Portafolio

Recomendamos