Estás aquí: Portada > Noticias


Testimonio

Grabar en formato PDF

Me llamo Leyre, soy postulante de las Religiosas Siervas de Jesús de la Caridad y quiero contar en unas sencillas líneas cómo ha sido mi experiencia entre los ancianos de la Residencia “Madre María Josefa” de Logroño.

Cuando pienso en esos días, lo que siento en el corazón es agradecimiento al Señor porque me ha bendecido al llevarme allí, por doble motivo:

Primero, porque puedo decir que en el compartir cada día con los ancianos me he encontrado con el Señor, porque cada vez que cuidaba de ellos, en el aseo, en el rezar con ellos, en ayudarles en lo que necesitaban, ahí veía el rostro de Jesús... sentía en mi corazón que me decía: "Ahí estoy Yo, cuídame".
Cuando se percibe el dolor y la soledad de las personas, sale de dentro el cuidarlas con ternura, con paciencia, porque si algo captamos cada uno de nosotros es el afecto. Aunque no te conozcan, aunque no se acuerden de ti, no importa, lo primordial es el amor que han recibido, que es lo que llena el corazón de cualquier ser humano y uno sabe que está respondiendo a lo que Dios le pide.

Y segundo, por haber tenido la oportunidad de conocer a las Hermanas de esa comunidad, que tanto me han enseñado. Unas veces, desde el silencio de su trabajo, donde su presencia era ya un testimonio, otras con sus consejos que me llevo en el corazón, y seguro que a lo largo de mi camino de consagración recordaré.
Doy gracias al Señor por los testimonios tan vivos del amor de Dios que he podido ver en las Hermanas.

Y bendecida como me siento con esta experiencia, sólo puedo seguir diciéndole al Señor un “Sí” a su llamada, un “Sí” a su amor, con el deseo de pedirle que, desde mi pequeñez, lleve a cabo su obra en mí, que siga adelante con el deseo de llevar un poquito de Él a los hombres y ser una pequeña luz en el corazón de los demás.

Leyre Rubio

(El próximo 17 de junio, D.m., Leyre tomará el hábito de las Siervas de Jesús y comenzará el tiempo del Noviciado)

Portafolio

Recomendamos