Estás aquí: Portada > Noticias


Primeros Votos en el Noviciado de Douala - Camerún

Grabar en formato PDF

El 20 de Julio, Madre Soledad García, Superiora General, viajaba a Douala para visitar a Las Hermanas de las comunidades y estar presente en un importante acontecimiento: los Votos de las dos primeras Hermanas camerunesas: Angeline y Marie Paule.
El 25 de Julio nuestras Hermanas emitieron los votos de castidad, pobreza y obediencia con el gozo y la generosidad de sus jóvenes corazones. Un hermoso día, lleno del colorido y la alegría que caracteriza al pueblo camerunes.

Marie Paule y Angeline cuentan lo vivido y sentido en este día tan especial para ellas:

Muy queridas Madres, Hermanas, hermanos siervos de Jesús y amigos en el Señor: Grande es nuestro gozo, por ello queremos compartir con ustedes la acción de gracias que elevamos con toda el alma hacia el Señor, quien nos llama a su seguimiento desde esta querida tierra de Camerún.

El 25 de julio, fecha en que celebramos cada año el aniversario de la Fundación de nuestro querido Instituto de Siervas de Jesús de la Caridad, se inauguró en el 2013 la Casa Noviciado y tomamos el Hábito religioso, dejando atrás la etapa del postulantado que hicimos en la Comunidad de Bonaberi. Dos años han pasado desde entonces y hemos ido preparándonos para entregar nuestras vidas al Señor por medio de la Profesión Religiosa.
El primer año no fue nada fácil. Entre el cuidado de nuestra vida espiritual y la adaptación a la nueva realidad comunitaria, parroquial, lingüística. Dice San Pablo: “cuando soy débil es cuando soy fuerte”. El Señor, siempre cuidó de nosotras y a medida que iba pasando el tiempo nos íbamos insertando poco a poco. Además, de nuestras formadoras hemos recibido ánimos, consejos, enseñanzas, enviadas del Señor.
Y decíamos: ¡cuántas maravillas ha hecho por nosotras el Señor! ¿Cómo le pagaremos tanto bien? Alzaremos, como dice el salmista: “la copa de la salvación”.

Los dos años han pasado y este 25 de julio hemos emitido nuestros primeros Votos, recibidos por nuestra Madre General, Madre María Soledad García. Nos acompañaron, Madre Dolores y todas nuestras hermanas de Comunidad, estuvieron también, representantes de nuestras familias, feligreses de la Parroquia, religiosas de varias Congregaciones, amigos, seminaristas, etc.…

La ceremonia tuvo lugar en nuestra Parroquia de “Santa Mónica” en Maquepe, en la Eucaristía de las 11:00 h. Fue presidida por el Padre Telesphore Ndziem sacerdote de la Diócesis de Obala y concelebrada por seis sacerdotes, entre ellos del Camino Neocatecumenal y de la Parroquia. Entramos en Procesión. Todo fue muy sencillo, bonito y en ambiente de oración. Lo que uno siente en estos momentos no se puede expresar con palabras.

En la homilía el celebrante principal nos habló sobre el misterio de la Vocación. Dios es quien llama, cómo y cuando Él quiere porque nos ama. Llamada a la que hay que responder sin dejar de llevar la cruz y sin preocuparnos de lo que dejamos, puesto que Él da cien veces más.
Después de la Eucaristía, en el salón parroquial, compartimos la comida con los invitados. Nos sentimos en familia y nos obsequiaron.

Ante todo lo vivido y recibido, agradecemos de todo corazón a todas nuestras Madres y Hermanas Siervas de Jesús por acompañarnos de varias maneras: oración, correos, cartas, regalos, por todo. Que el Señor y nuestra Santa Madre les siga bendiciendo con sus gracias.
Y, como se dice aquí en Camerún: “el que dice gracias, espera todavía más”. Así que, contamos con sus oraciones para que el “Sí” que hemos dado al Señor, vaya dando cada día, frutos de santidad, participando así en la salvación de las almas.

Hna. Angeline Gerorgip Kwenkap

Hna. Zobo Marie Paule Simonie

Portafolio

Recomendamos