Estás aquí: Portada > Noticias


Caminando hacia el futuro, con los ojos puestos en Dios

Grabar en formato PDF

Desde Madrid – aquí empiezan a moverse….se ven los preparativos……las del primer viaje……que vayan bajando…….las maletas ¡por favor!…caben, no caben.. así no …..mejor de la otra manera….al fin se puede cerrar la puerta de atrás. ¡Adentro!….nos vamos acomodando.. ¿Cuántas vamos? Aquí una más…..no que caben bien en el otro, no, que venga el Padre aquí…..contamos, se vuelve a contar…que suba otra…….que no……al final se arranca y emprendemos rumbo a Villanueva. Alguna de las viajeras sigue contando mentalmente las que teníamos que ir en total y le sigue faltando una….lo cual quiere decir que en el otro coche sobra una……

Vamos atravesando el bello Madrid con un calor impresionante……..dejamos atrás la M30, la 40 y si seguimos contando la 50 y todas las que hubiera para tomar la autovía de Córdoba. El viaje va transcurriendo tranquilo, caluroso y de vez en cuando rumiando algo que venia del bolso de Madre Dolores pero que era tan minúsculo…que si comíamos las de atrás a los de delante no les llegaba…pero era para que se fueran acostumbrando a la penitencia y sacrificio que requieren los ejercicios. Así entre risas y chistes llegamos a Infantes con la parada de rigor para saludar a las Hermanas de la comunidad, las cuales nos obsequiaron con un zumo de naranja fresquito y un tente pie; una vez repuestas iniciamos nuevamente la marcha para afrontar el tramo más difícil del viaje……la gran autopista del campo de Montiel que termina exactamente en la puerta de la Casa de Espiritualidad "Santa María Josefa".

Reunidas prácticamente al completo las ejercitantes (alguna llegaría más tarde), cenamos y durante la cena hicimos la presentación desde el Padre hasta la última, se dio lectura al horario y ritmo de vida a seguir durante los 8 días siguientes.

El grupo de ejercitantes era bastante heterogéneo, pues estaba compuesto desde la Madre General hasta la última postulante, pasando por cargos intermedios, Madre Maestra, hermanas de a pie y dos jóvenes que compartieron con nosotras varios días de los ejercicios y se integraron totalmente. Gracias Leyre y Nuria por vuestra compañía. En total eras 21 igual que los palomarcicos de Sta. Teresa.

La mañana del 27 de junio dio comienzo oficialmente los ejercicios a cargo del Padre José María Viejo Viejo de la Orden de Predicadores con el tema LA VIDA CONSAGRADA. MIRANDO AL FUTURO.

Recordando las palabras del Papa Francisco nos dijo: “¡Vosotras no solamente tenéis una historia gloriosa que recordar, sino una gran historia que construir! Poned los ojos en el futuro, hacia el que el Espíritu Santo os impulsa para seguir haciendo con vosotras grandes cosas”. (VC 110).

Comenzamos nuestra andadura marcados por los tres objetivos puestos por el Papa Francisco para el año de la Vida Consagrada:
1. Mirar al pasado con gratitud.
2. Vivir el presente con pasión.
3. Abrazar el futuro con esperanza.

Realmente tenemos mucho que hacer, estamos llamados a ser más que nunca protagonistas no solo de nuestra vida personal sino también de la vida comunitaria. Hemos de tener sentido de comunidad – en toda comunidad todo es de todas-. La historia la vamos escribiendo entre todas, con nuestra propia vida, con nuestra respuesta generosa a la llamada de Jesús que ha puesto sus ojos en cada una de nosotras.

Poniendo los ojos en el futuro tal como nos invita el Papa Francisco podemos considerar que la promesa de Cristo se ha ido cumpliendo a lo largo de los siglos y por ella podemos mantener viva nuestra fe en la palabra del Señor y poner nuestros ojos en el futuro con la seguridad de que dicho futuro está en las manos de Dios, y esto, nos hace caer en la cuenta de que ni es magia ni es utopía, sino el fruto de la colaboración de todas, contando en todo momento con la gracia de Dios que nos va transformando interiormente. El Dios – Trinidad cuanta con nosotras, pero la obra es suya, suyos los cimientos y suya la construcción.

El Espíritu Santo nos impulsa a seguir haciendo cosas grandes. Es Él el que nos impulsa, el que nos mueve con su gracia, esto quiere decir que lo importante no es nuestra actividad, nuestro esfuerzo ni nuestra buena voluntad, sino la fuerza y energía que nos llega del Espíritu Santo. Nuestra colaboración consiste sencillamente en acoger la gracia del Espíritu y con docilidad hacerla fructificar. La presencia del Espíritu es la razón de nuestra alegría.

Así a través de las palabras de los últimos Papas, y haciendo un recorrido a lo largo del Evangelio de la mano de Jesús y de las cartas de San Pablo…hemos ido viendo la necesidad urgente que tenemos de hacer un cambio en nuestra vida, de ir al encuentro de Cristo, Él está a nuestra puerta llamando insistentemente, pero no la fuerza….., no entra……. Espera a que nosotras le abramos nuestra puerta, dejemos nuestro “YO” y hagamos de su Vida nuestra vida.

Una vez finalizados los ejercicios, Madre Milagros nos obsequió con un recorrido por las Huellas de nuestra gran Santa y Doctora de la Iglesia cuyo V centenario de su nacimiento estamos celebrando: Santa Teresa de Jesús. Y para ello fuimos a Malagón lugar de la tercera fundación. En esta bonita Villa tuvo lugar como ya hemos dicho la tercera fundación, siendo este convento el único junto con su Iglesia erigido de planta totalmente nueva y supervisada su construcción por la propia Santa, que no dudó ni un momento en dirigir al arquitecto (nada menos que a Nicolás de Vergara. Maestro mayor del Hospital de Tavera de Toledo) cuando lo creyó oportuno, así como el trabajo de los diferentes gremios sentándose en una piedra (que se conserva actualmente) en frente del convento.
A esta Villa manchega llegó Sta. Teresa a través de Dña. Luisa de la Cerda la cual requirió su presencia para ayuda espiritual tras la muerte de su esposo el Señor de Malagón. El 1 de abril de 1568 llegaban a Malagón seis carmelitas acompañadas por su Madre Fundadora y de Dña. Luisa, quedándose inicialmente en unas casas de la propiedad de dicha Sra. en la plaza pública y siendo trasladado el Santísimo el domingo de Ramos tras la procesión. Posteriormente la Santa elegiría un olivar propiedad de Dña. Luisa a las afueras de la villa para la construcción del nuevo convento dedicado – como no podía ser de otra manera a San José-. En la Iglesia se encuentra un magnifico retablo barroco, obra de Guzmán López Mejías.

Fuimos recibidas en la parroquia de Sta. Teresa donde nos dieron unas charlas y la bienvenida pasándonos después un vídeo de la fundación. De aquí pasamos al Convento de San José donde tuvimos la gran suerte de poder celebrar la Eucaristía, y una vez terminada, un guía nos explicó todo lo relacionado con la fundación.

Este día compartimos mesa con Don Rafael Melgar, Párroco de Moral de Calatrava (fue el que nos organizó la visita y consiguió que pudiéramos celebrar la Eucaristía). Y fiel a la tradición…..no hay despedida de ejercicios que no tengamos tormenta….y este año no podía ser menos….nos cayó una gran tromba de agua y por supuesto fue acompañada de truenos y relámpagos …era el Espíritu que empezaba ya a manifestarse…..

Durante los ejercicios empezamos un camino que ahora nos toca seguir haciéndolo dejando nuestro yo y confiando plenamente en Él que nos repite continuamente con San Pablo:
OS BASTA MI GRACIA. LA FE CRECE Y SE FORTALECE CREYENDO. IMITEMOS A MARÍA.

Sor Teresa Pozo. Sierva de Jesús

Portafolio

Recomendamos