Estás aquí: Portada > Noticias


Anunciar hoy nuestra fe

Grabar en formato PDF

Antes de partir me esforzaba por prepararme con generosidad y alegría para la misión que nuestra Madre General me había encomendado; así lo pedía en mi oración al Señor, a la Virgen y nuestra Santa Madre cada vez que pasaba por su sepulcro, pero mis miedos no me dejaban escuchar lo que Jesús quería decirme para realizar bien esta misión.
Al fin descubrí que ahora iba a ser otra vez misionera, que El sería mi fortaleza y la Virgen me decía como a San Juan Diego “¿Por qué tienes miedo, no estoy yo aquí que soy tu Madre?”.
Al sentirme enviada por Jesús, la paz y el gozo interior me han acompañado durante este viaje por tierras que ya pisaron muchos misioneros españoles, entre ellos nuestras hermanas Siervas de Jesús. Para ellas mi admiración y cariño.

Llegamos a Quito – Ecuador, el día 20 de septiembre, sólo para descansar después de once horas de viaje. Aquí no hay Laicos Siervos de Jesús pero Madre Cecilia y la comunidad se entusiasmaron con la propaganda de divulgación.
A la mañana siguiente salimos para Loja donde hay un grupo ilusionado al frente del cual esta Sor Mercy. En mi encuentro con ellos comentamos el tema “La Iglesia es comunión”.

Después de esta preparación el día 22 de septiembre hacen la promesa de pertenecer a la Asociación Privada de Laicos Siervos de Jesús Danny y Diego.
Al día siguiente tuvimos una cena compartida en un ambiente gozoso y alegre.

El día 23 de septiembre, Sor Socorro, de la comunidad de Macará, que es una conductora con carné de primera y que supo tomar con verdadera destrezas las curvas, nos lleva a al Hogar del Anciano Santa María Josefa.
No hay laicos pero las animo a comenzar a darlos a conocer, reparto trípticos de propaganda y hablo con los trabajadores de la Residencia y con una Trabajadora Social que acompaña a la Madre en sus visitas a las casas más pobres del lugar.

A Ferreñafe (Perú). Bien temprano estábamos cruzando la frontera.
En la Diócesis de Chiclayo el Sr. Obispo, Monseñor Jesús Moliné ha preparado a misioneros seglares para hacer Misión. Su lema es: Somos Iglesia en Misión.
Al frente de algunos de estos grupos estaban Laicos Siervos de Jesús. Es uno de los grupos más numeroso de nuestro laicado, viven conscientes de su adhesión a Cristo, de su pertenencia a la Iglesia y a nuestro Carisma, se preocupan de verdad por los niños del Albergue ayudando a las hermanas, van tomando conciencia de su responsabilidad, ayudan a familias necesitadas, tratan de vivir su vida familiar, profesional, social, con madurez y coherencia cristiana y de servicio al necesitado.

De Ferreñafe pasamos a Chota, ubicada en el Departamento de Cajamarca - Perú.
Al día siguiente de la Profesión Perpetua de la Hna. Marleni Mego hicieron tres más la Promesa de pertenecer a la Asociación.
El día 2 de Octubre partimos para Cajamarca, allí tomaríamos un autobús que a las seis de la tarde partía para Lima.
Toda la noche viajando por un conjunto de cerros que hacen un paisaje hermoso de los Andes peruanos. En el trayecto se atraviesan pasos a gran altura y se recorren pintorescos pueblecitos de agricultores y ganaderos.

Por fin llegamos a Lima, donde está la casa Cuna Jardín “Ángel de Caridad”. Las animo a infundir nuestro carisma entre los trabajadores de la guardería.

Llegadas a Colombia, el día 7 de Octubre visité Barranquilla. Pronto llegan algunos Laicos Siervos de Jesús a saludarme, al día siguiente tenemos un encuentro con todos. El grupo es muy activo; forman parte Michel Cabezas y Elizabeth que con su enamoramiento de Jesús y entusiasmo por el Carisma de Santa María Josefa, mueven este grupo que esta comprometido en diferentes campos y tareas temporales, marginación, cárceles, pastoral de la salud. Ellos aseguran y encarnan los valores evangélicos y del amor cristiano en el mundo del sufrimiento tratando de consolar al pueblo que sufre.

El día 9 de octubre paso a visitar a los Laicos de Puerto Colombia. Esa misma tarde después de estar un rato reunida con ellos, de intercambiar ideas y proyectos me llevaron a visitar una loma llena de casas pobres, muy pobres.

El día 10 de Octubre, por la mañana las hermanas me acercan al aeropuerto de Barranquilla para viajar a Bogotá porque el día 11, por la tarde comienza el Encuentro con todos los laicos de Colombia.
El lema del encuentro fue: Señor, yo creo, pero aumento mi fe.

Llegan Laicos Siervos de Jesús de Bogotá, Armenia, Barranquilla, Buga, Medellín, La Ceja y Puerto Colombia. Total 31 participantes.
Nos da la bienvenida Marta Londoño, como Directora General, quien acentúa la responsabilidad misionera de los laicos Siervos de Jesús de la Caridad.

El resto de las ponencias están a cargo de D. Camilo Caicedo Acosta, psicólogo. Profesor de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá.
El P. Miltón, Sacerdote Siervo de Jesús y Asesor de los laicos de La Ceja.
Dñª Paola, Bacterióloga. Ella y su esposo son laicos Siervos de Jesús.

El día 14 de Octubre termina el encuentro y acompañada de la Hna. Ana Piedad de la Comunidad de Bogotá salimos para Maracaibo (Venezuela), donde el día 17 en el Santuario de la Virgen de Chiquinquirá hacen las Promesas dos nuevos Laicos Siervos de Jesús: Ramón José Finol y Gustavo Adolfo Franco.
En la Eucaristía D. Eleuterio Cueva, encargado del Santuario, Vicario para la Vida Consagrada y Asesor de los Laicos Siervos de Jesús, en su homilía presentó a los laicos Siervos de Jesús diciendo:
El Señor siempre ha llamado y seguirá llamando; por eso aquí hoy, la presencia de los Laicos Siervos de Jesús de la Caridad que son llamados a servir, consolar y compadecer al que sufre por cualquier causa según el carisma de misericordia y compasión que el espíritu santo infundió en santa María Josefa del Corazón de Jesús.

El Santuario estaba lleno de gente. Venezuela sufre y en su sufrimiento busca el consuelo de su Santísima Madre.

Ha sido una experiencia maravillosa la que he vivido, por lo que quiero compartirla y dar gracias a Dios por todo.

Hna. Ascensión Martínez

Portafolio

Recomendamos